Las preguntas que suele hacerse la gente respecto al agua mineral suelen ser las siguientes:

Agua mineral natural

Para encontrar respuesta a estas preguntas vamos a empezar diciendo que el agua mineral natural es aquella que se extrae de manantiales y que está mineralizada de forma natural. Esta agua tiene una pureza excepcional y debe conservar tanto  su composición química como su composición microbiológica, sin someterse a procesos en los que se le añadan minerales u otras substancias.

El origen de esta agua es subterráneo y por lo tanto está protegido de cualquier tipo de contaminantes, debe ser embotellada en su mismo lugar de procedencia y no se puede someter a ningún tipo de tratamiento para eliminar microbios patógenos, ya que debe estar libre de ellos desde su origen en el acuífero subterráneo.

Agua mineral

Contiene minerales y otras substancias que pueden convertirla en agua terapéutica, esta agua puede modificarse u obtenerse de forma natural. En muchas ocasiones puede hay empresas que pueden llevarnos a engaño, ya que indican en su etiqueta agua mineral natural, cuando en realidad es únicamente agua embotellada procedente del grifo y que ha sido “purificada”.

El agua mineral que le va mejor a tu organismo

Hay aguas de mineralización fuerte, moderada, débil o incluso muy débil como sería el caso del agua Bezoya que se recomienda para personas que tengan problemas con la filtración de sus riñones y que por ejemplo sean proclives a producir piedras, también es recomendada para preparar el alimento de los bebés y las dietas que sean pobres en sodio.

Si tenemos problemas de hipertensión deberemos evitar las aguas con un alto contenido en sodio.

Rate this post