Mediante los desmineralizadores de agua se obtiene agua potable con una cantidad menor de minerales (magnesio, calcio, sílice, carbonatos, sodio, sulfatos, etc.) que puede resultar muy beneficiosa para los bebes o personas que sufran de los riñones, esto se consigue mediante un filtrado a base de un filtrado con intercambio iónico mediante resinas de lecho mixto.

Los desmineralizadores de agua se utilizan en el tratamiento de aguas para instalaciones que tienen la necesidad de aguas ultra puras como pueden ser las centrales térmicas, laboratorios, producción de bebidas, en bioquímica u hospitales. Durante el proceso de desmineralización las sales minerales que se encuentran en el agua son eliminadas, todos lo iones de sodio, calcio y magnesio se reemplazan por los iones de hidrogeno que pertenecen a la resina utilizada.

Agua desmineralizada mediante remoción de sílice: gracias a un precio reducido el agua conseguida se utiliza principalmente en calderas, sobretodo cuando se trata de agua cruda que contiene una pequeña cantidad de minerales disueltos.

Agua desmineralizada mediante lecho mixto: por lo general mediante este sistema se consiguen mejores resultados que en otros que utilizan unidades separadas. Mediante este tratamiento del agua se consigue que los aniones removidos gracias a la resina no lleguen a combinarse formando ácidos. Una de las pegas de esta técnica es que las dos resinas que se utilizan en el proceso deben separarse antes de que puedan regenerarse de nuevo.

Dentro de los desmineralizadores de agua se produce un intercambio iónico el cual produce una reacción de equilibrio que puede producirse a la inversa durante el proceso de regeneración. El agua pura conseguida mediante los desmineralizadores presenta una conductancia específica de aproximadamente 0.04 microhmios causada por la pequeña cantidad de moléculas de agua disociadas en suspensión.

Rate this post